Este sábado se presentaron en el Foro Landó Doctor Krápula y Motor en la serie de conciertos que nos ofrece el Circuito Indio.

La banda Los Socios Dementes fueron los encargados de inaugurar el escenario, espesando el ambiente con su rock pesado y prendido. Regalaron un par de sus discos entre canciones. A ellos les sucedió Emisario. Entre los dos llenaron el ambiente de buena música y un rock movido para empezar a calentar al público para las bandas estelares de la noche.

Emisario en Circuito Indio: Foro Landó

Pasando las once sale Motor a calentar aún más el ambiente. El guitarrista toca de manera ecuánime, ensimismado, mientras el bajista enloquece cada vez más en cada canción. El cantante es el que mira de frente al público, mientras canta pide que la gente lo haga también. Los hace corear mientras el sigue con su canción. Saca una playera para regalarla al público.

Entre cada banda hay un intervalo para de quince minutos que la gente aprovecha para salir a fumar y aquellos que se quieren resguarda del frio de la ciudad, se quedan adentro a tomar cerveza o para ir al baño o perderse en la etiqueta de la cerveza que no se puede mantener fría pues cada vez es más caliente el lugar pues cada vez hay más gente que se apelotona en el frente del escenario mientas Doctor Krápula se prepara.

Al final, uno por uno, cada integrante de la banda se asoma al escenario, tomando su instrumento. Empiezan. Una banda que entiende bien la diferencia entre un concierto y un show. Saben que para hacer que la gente cante y baile hay que poner el ejemplo haciendo lo mismo. La gente pide sus canciones y las cantan con ellos. Ellos dejan que sea el público el que decida que se va a cantar con bullas o con el “aplaudometro”. También regalan un par de discos e invitan a los demás conciertos que van a dar mientras andan por acá.

Al final, una vez más, porque así se los pidieron, “La fuerza del amor”, dejando ese mensaje a uno que otro vencido. Se inclinan agradeciendo a tan entregado público. Bajan los escalones mientras el público se disipa, unos salen de nuevo a fumar, otros buscan una foto con ellos. Uno queda al medio de la pista, sin camisa y sudado, con ganas de más.